¿Puedo solicitar una incapacidad estando en el paro?

¿Puedo solicitar una incapacidad estando en el paro?

Una de las preguntas que más inquietan a los trabajadores que se encuentran en el paro, es saber si durante ese período están facultados para solicitar la baja.

La respuesta es sí. Dado que la incapacidad permanente es una situación que se encuentra asimilada al alta, no es necesario encontrarse de baja médica para solicitarla.

¿Qué sucede al estar en el paro cobrando el subsidio por desempleo?

También es posible solicitar la incapacidad permanente en este caso. En esta situación, resulta muy importante que la renovación de la solicitud sea siempre en calidad de demandante de empleo. Si llegaras a perder la condición de asimilado al alta, ya no podrías solicitar una incapacidad.

¿Se puede solicitar la baja estando en el paro sin cobrar?

Sí, se puede hacer siempre y cuando en tu inscripción figures como demandante de empleo. Existe un cierto grado de tolerancia con respecto a haberte saltado la inscripción de forma esporádica. De lo que debe haber constancia es de haber tenido siempre la intención de encontrar un empleo.

¿Qué significa estar inscrito como demandante de empleo?

A los efectos de solicitar la incapacidad permanente, será necesario que te encuentres inscrito en calidad de demandante de empleo. La renovación de tal situación es también parte clave del asunto, incluso aunque no te encuentres cobrando el subsidio por desempleo.

Esta regla debe cumplirse necesariamente porque la incapacidad permanente solo es otorgada a las personas que tienen la intención de trabajar, pero no pueden hacerlo debido a su condición de salud.

Encontrarte inscrito en calidad de demandante de empleo es la única forma de demostrar tu intención de trabajar. Si a partir de tu último trabajo no has efectivizado la inscripción como tal, será mucho más difícil demostrarle al juez que tu intención ha sido siempre trabajar.

Situación de no alta

Cuando se solicita la incapacidad permanente absoluta o la gran invalidez, no es necesario estar inscrito en calidad de demandante de empleo si es que se han cotizado quince o más años, más tres años a lo largo de los últimos diez años. La vida laboral te permitirá saber si cumples con los requisitos para demandar estas incapacidades sin estar inscrito.

Tipos de incapacidades laborales según la Seguridad Social

Incapacidad temporal

Una incapacidad permanente suele gestarse a raíz de una temporal. Las circunstancias que pueden llevar a una capacidad temporal son:

  • Contingencias comunes: es una enfermedad común o la incapacidad devenida de un accidente no laboral.
  • Contingencias profesionales: es una enfermedad profesional o una incapacidad que generó a raíz de un accidente profesional.

El subsidio por incapacidad temporal dura como máximo 365 días y se puede pedir una prórroga de 180 días más.

Se da por finalizado el subsidio por las siguientes causas:

  • Alta médica
  • Vencimiento del plazo establecido
  • No presentarse a los controles médicos
  • Jubilación

Incapacidad permanente parcial

Es aquella incapacidad permanente que le genera al trabajador una disminución del 33% o más de su productividad promedio en su profesión habitual.

Incapacidad permanente total

Para que se dictamine esta incapacidad, el trabajador debe verse imposibilitado de realizar las tareas inherentes a su profesión, pero podrá desempeñarse en otro campo laboral.

Se le otorgará el título de cualificada cuando el trabajador:

  • Sea mayor de 55 años de edad.
  • Esté circunscrito a circunstancias personales, profesional o sociolaborales que permitan presumir que le será muy difícil encontrar empleo.

Incapacidad permanente absoluta

Se declara incapacidad permanente absoluta para todo trabajo a aquella incapacidad que llega a un grado tal que le impide a la persona, ya sea por una lesión o enfermedad, efectuar ninguna clase de trabajo. Los factores que se toman en cuenta para dictaminarla son:

  • Rendimiento
  • Eficacia
  • Profesionalidad

Si la persona no puede realizar ningún trabajo cumpliendo estos principios, entonces será declarada con incapacidad permanente absoluta.

Requisitos:

  • Encontrarse dado de alta o en situación asimilada al alta
  • Ser menor de 65 años de edad
  • Tiempo de cotización determinado

Estar dado de alta en la Seguridad Social es lo opuesto a encontrarse de baja laboral. En cualquiera de las dos situaciones se puede solicitar la incapacidad.

Puede solicitarla aquellas personas que hayan obtenido una jubilación anticipada, pero no aquellas que hayan cumplido los sesenta y cinco años de edad, ya que es la edad ordinaria para la jubilación.

Gran invalidez

Se trata del grado de incapacidad laboral más alto reconocido por la Seguridad Social. Para ser declarado con gran invalidez, no basta con no poder trabajar, sino que es necesario encontrarse en una situación que lleve a requerir de cuidados, supervisión y ayuda para realizar los actos más básicos de la vida cotidiana:

  • Vestirse
  • Comer
  • Asearse
  • Otros

No es necesario que se necesite de ayuda para todos ellos, sino que basta con que se requiera para uno de ellos.

Los requisitos para solicitarla son:

  • Estar en situación de alta asimilada
  • Ser menor de 65 años de edad
  • Cumplir con los requisitos de cotización necesarios

 

 

 

Incapacidad Permanente